18 Confieso, pues, mi iniquidad; afligido estoy a causa de mi pecado.