9 Entonces mis enemigos retrocederán el día en que yo te invoque. Esto sé: que Dios está a favor mío.