12 Oh Dios, no estés lejos de mí; Dios mío, apresúrate a socorrerme.