17 hasta que entré en el santuario de Dios; entonces comprendí el fin de ellos.