7 sino que Dios es el juez; a uno humilla y a otro ensalza.