1 Oh Dios, no permanezcas en silencio; no calles, oh Dios, ni te quedes quieto.