12 Ciertamente el SEÑOR dará lo que es bueno, y nuestra tierra dará su fruto.