4 Restáuranos, oh Dios de nuestra salvación, haz cesar tu indignación contra nosotros.