10 Pero tú has exaltado mi poder como el del búfalo; he sido ungido con aceite fresco.