1 El SEÑOR es mi pastor, nada me faltará.
2 En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce.
3 El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre.
4 Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento