Salmos 3:3-5 BLA

3 Mas tú, SEÑOR, eres escudo en derredor mío, mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
4 Con mi voz clamé al SEÑOR, y El me respondió desde su santo monte. (Selah)
5 Yo me acosté y me dormí; desperté, pues el SEÑOR me sostiene.