16 Porque donde hay celos y ambición personal, allí hay confusión y toda cosa mala.