8 Sed también vosotros pacientes; fortaleced vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca.