4 Así dice el SEÑOR mi Dios: Apacienta las ovejas destinadas para la matanza.