31 Pues si coméis, o si bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios