27 Y vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular