17 Pero el que se junta con el Señor, un espíritu es