17 Y la Casa, a saber, el templo adentro, tenía cuarenta codos