7 Esforzaos pues vosotros, y no descoyunten vuestras manos; que salario hay para vuestra obra