33 Dios es el que con virtud me corrobora, y el que despeja mi camino