4 Estas son las dos olivas, y los dos candeleros que están delante del Dios de la tierra