24 No la comerás; en tierra la derramarás como agua