22 No los temáis; que el SEÑOR vuestro Dios, él es el que pelea por vosotros