13 Y el cuarto orden, un tarsis (o berilo), un ónice, y un jaspe; cercadas y encajadas en sus engastes de oro