24 Por tanto, el varón dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne