3 Y andarán los gentiles a tu lumbre, y los reyes al resplandor de tu nacimiento