8 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dijo el SEÑOR