25 ¡Cómo no perdonaron a la ciudad de alabanza, ciudad de mi gozo