24 ¿Por qué escondes tu rostro, y me cuentas por tu enemigo