9 Sus casas seguras de temor, ni hay azote de Dios sobre ellos