15 El ojo del adúltero está aguardando la noche, diciendo: No me verá nadie; y esconde su rostro