12 Sí, por cierto, Dios no hará injusticia, y el Omnipotente no pervertirá el derecho