22 hace burla del espanto, y no teme, ni vuelve el rostro delante de la espada