21 Y limpiaré la sangre de los que no limpié; porque el SEÑOR mora en Sion