4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres