31 Entonces volvieron a tomar piedras los judíos para apedrearle