15 y me alegro por vosotros, que yo no haya estado allí, para que creáis; mas vamos a él