9 Para que se cumpliera la palabra que había dicho: De los que me diste, ninguno de ellos perdí