41 Murmuraban entonces de él los Judíos, porque había dicho: YO SOY el pan que descendí del cielo