12 Dijeron luego los árboles a la vid: Pues ven tú, reina sobre nosotros