15 Cesó el gozo de nuestro corazón; nuestro corro se tornó en luto