3 Cada uno temerá a su madre y a su padre, y mis sábados guardaréis. YO SOY vuestro Dios