26 Además, ninguna sangre comeréis en ningún lugar donde habitéis, así de aves como de bestias