23 Y le dijo uno: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo