32 Y llevaban también con él otros dos, malhechores, a ser muertos