51 Y aconteció que bendiciéndolos, se fue de ellos; y era llevado arriba al cielo