50 Jesús le dijo: No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es