38 Y les dice: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido