27 Y luego el rey, enviando uno de la guardia, mandó que fuera traída su cabeza