36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer un cabello blanco o negro